Marco Denevi Apocalipsis Analysis Essay

Imagen de http://www.larepublica.com.uy/publicaciones/101/20090606/images/367540_0.gif

Del libro ¨Falsificaciones¨, del autor Argentino Marco Denevi:

El fin de la humanidad no será esa fantasmagórica ideada por San Juan en Patmos. Ni ángeles, ni monstruos ni batallas en el cielo o en la tierra. El fin de la humanidad será lento, gradual, sin ruido, sin patetismo: una agonía progresiva. Los hombres se extinguirán uno a uno. Los aniquilarán las cosas, la rebelión de las cosas, la resistencia, la desobediencia de las cosas. Las cosas, después de desalojar a los animales y a las plantas e instalarse en todos los sitios y ocupar todo el espacio disponible, comenzarán a mostrarse arrogantes, despóticas, volubles, de humor caprichoso. Su funcionamiento no se ajustará a las instrucciones de los manuales. Modificarán por sí solas, sus mecanismos. Luego funcionarán cuando se les antoje. Por último se insubordinarán, se declararán en franca rebeldía, se desmandarán, harán caso omiso de las órdenes del hombre. El hombre querrá que una máquina sume, y la máquina restará. El hombre intentará poner en marcha un motor, y el motor se negará. Operaciones similares y cotidianas como encender la televisión o conducir un automóvil se convertirán en maniobras complicadísimas, costosas, plagadas de sorpresas y de riegos. Y no solo las máquinas y lo motores se amotinarán: también los simples objetos. El hombre no podrá sostener ningún objeto entre las manos porque se les escapará, se le caerá al suelo, se esconderá en un rincón donde nunca lo encuentre. Las cerraduras se trabarán. Los cajones se aferrarán a los montantes y nadie logrará abrirlos. Modestas tijeras mantendrán el pico tenazmente apretado. Y los cuchillos y tenedores, en lugar de cortar la comida, cortarán los dedos de quienes los manejan. No hablemos de los relojes: señalarán cualquier hora. No hablemos de los grandes aparatos electrónicos: provocarán catástrofes. Pero hasta el bisturí se deslizará, sin que los cirujanos puedan impedirlo, hacia cualquier parte y el enfermo morirá con sus órganos desgarrados. La humanidad languidecerá entre las cosas hostiles, indóciles, subversivas. El constante forcejeo con las cosas irá minando sus fuerzas .Y el exterminio de la raza de los hombres sobrevendrá a consecuencia del triunfo de las cosas. Cuando el último hombre desaparezca, las cosas frías, bruñidas, relucientes, duras, metálicas, sordas, mudas, insensibles, seguirán brillando a la luz del sol, a la luz de la luna, por toda la eternidad.

Referencia

 http://www.bamah.org/lomdim/luaj/textosliterarios%20tisha%20beav.doc.

Marco Denevi es un escritor argentino nacido en Buenos Aires en el año 1922. Cuando tenía treinta y tres años escribió su primera novela titulada Rosaura a las diez, con la cual ganó en 1955 el Premio Literario Kraft. Fue galardonado con otros muchos premios literarios. También escribió teatro y periodismo político. Denevi murió en Buenos Aires en 1998.

El cuento titulado Apocalipsis está incluido en la obra Falsificaciones, publicada por primera vez en el año 1966.

Idea principal del cuento

En este relato se nos cuenta cómo y cuándo llegó el momento de la extinción del ser humano. Pero el motivo principal por el cual se desarrolla el cuento no es explicar cómo aconteció tan temido y meditado momento sino hacer meditar al lector sobre el modo en el que el hombre, preocupado por “innovar” y “crear” ha olvidado la verdadera esencia de su ser, lo cual lo ha llevado a su perdición. Adelantándose a su tiempo no sólo en el contenido sino también en la forma, Denevi consigue contar en tan sólo unas líneas cómo fueron desapareciendo paulatinamente todas las cosas que envuelven la existencia humana, eso sí, líneas cargadas de contenido y brillantes por sus matices. El narrador resulta ser un ente ajeno a la humanidad y que por tanto quedó exento de extinguirse: una máquina.

 

Bader nació en Nazaret (Israel), ciudad famosa por su historia. Estudió Filología hispánica e inglesa en la Universidad de Amán (Jordania); y realizó su Doctorado en Lengua Española en Sevilla (España). También ha realizado diversos cursos de formación de profesores de E.L.E organizados por el ministerio de educación de Israel. Ha trabajado como intérprete, traductor (español, árabe, inglés y hebreo), mediador cultural y como profesor de español y de árabe; y desde hace algunos años participa como miembro del jurado de certámenes de escritura creativa. Apasionado de la lectura, la enseñanza, el español y la interculturalidad.

 

ACTIVIDAD DE ESCRITURA.

¿Os animáis a escribir un microrrelato en español? Si es así, aquí os dejamos un decálogo para escribir microcuentos. Podéis publicarlo en los comentarios o, si la extensión es inferior a 140 caracteres, podéis tuitearlo con el hashtag #MicroTraba. Esperamos impacientes cualquier aportación.

DECÁLOGO PARA ESCRIBIR MICRORRELATOS

1. Un microcuento es una historia mínima que no necesita más que unas pocas líneas para ser contada, y no el resumen de un cuento más largo.

2. Un microcuento no es una anécdota, ni una greguería, ni una ocurrencia. Como todos los relatos, el microcuento tiene planteamiento, nudo y desenlace y su objetivo es contar un cambio, cómo se resuelve el conflicto que se plantea en las primeras líneas.

3. Habitualmente el periodo de tiempo que se cuente será pequeño. Es decir, no transcurrirá mucho tiempo entre el principio y el final de la historia.

4. Conviene evitar la proliferación de personajes. Por lo general, para un microcuento tres personajes ya son multitud.

5. El microcuento suele suceder en un solo escenario, dos a lo sumo. Son raros los microcuentos con escenarios múltiples.

6. Para evitar alargarnos en la presentación y descripción de espacios y personajes, es aconsejable seleccionar bien los detalles con los que serán descritos. Un detalle bien elegido puede decirlo todo.

7. Un microcuento es, sobre todo, un ejercicio de precisión en el contar y en el uso del lenguaje. Es muy importante seleccionar drásticamente lo que se cuenta (y también lo que no se cuenta), y encontrar las palabras justas que lo cuenten mejor. Por esta razón, en un microcuento el título es esencial: no ha de ser superfluo, es bueno que entre a formar parte de la historia y, con una extensión mínima, ha de desvelar algo importante.

8. Pese a su reducida extensión y a lo mínimo del suceso que narran, los microcuentos suelen tener un significado de orden superior. Es decir cuentan algo muy pequeño, pero que tiene un significado muy grande.

9. Es muy conveniente evitar las descripciones abstractas, las explicaciones, los juicios de valor y nunca hay que tratar de convencer al lector de lo que tiene que sentir. Contar cuentos es pintar con palabras, dibujar las escenas ante los ojos del lector para que este pueda conmoverse (o no) con ellas.

10. Piensa distinto, no te conformes, huye de los tópicos. Uno no escribe (ni microcuentos ni nada) para contar lo que ya se ha dicho mil veces.

Fuente

EJEMPLOS DE MICROCUENTOS

EL DINOSAURIO
Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí.

CUENTO DE HORROR

La mujer que amé se ha convertido en fantasma. Yo soy el lugar de sus apariciones

Juan José Arreola

LA ÚLTIMA CENA

El conde me ha invitado a su castillo. Naturalmente yo llevaré la bebida

Ángel García Galiano

MOLESTIA

Sentí una molestia muscular, era la quinta vez que yo nacía.

Enrique Vila-Matas

E-MAIL

http://www.AnayCarlosSeConocieronPorInternet.EstánAtrapadosEnEl@mor.hothothotmail.Fin//

Cuca Canals

CRUCE

Cruzaba la calle cuando comprendió que no le importaba llegar al otro lado.

Arturo Pérez Reverte

CADA COSA EN SU LUGAR

Hay dramas más aterradores que otros. El de Juan, por ejemplo, que por culpa de su pésima memoria cada tanto optaba por guardar silencio y después se veía en la obligación de hablar y hablar y hablar hasta agotarse porque el silencio no podía recordar dónde lo había metido.

Luisa Valenzuela

Fuente con más ejemplos

0 Replies to “Marco Denevi Apocalipsis Analysis Essay”

Lascia un Commento

L'indirizzo email non verrà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *